El catorce

Acá estamos. Pasé de la jura de Ministros a licitaciones polémicas del ministerio de Seguridad y terminé corriendo en los bosques de Palermo tratando de llegar en los tiempos estipulados por el profe. El último intento no terminó. Luego de una semana complicada, ayer arrancamos la semana de entrenamiento. Trabajo aeróbico en El Rosedal con cambios de ritmo en 6.200 metros. Venía de una semana complicada y falto de horas de entrenamiento, pero lo bueno es que ya se está sintiendo la base física. Terminé muy bien. La motivación aumenta y eso es lo más importante. Si dejo de sentir ganas, esto pierde sentido.

La semana pasada mis tobillos volvieron a molestar. Al despertarme, el dolor es fuerte pero luego, con el correr de las horas, deja de sentirse y me permite hacer cualquier actividad física con normalidad. Ayer no tuve problemas, ni dolores. Nico estuvo bien. Está metido y eso suma para el trabajo en equipo.

Ya tenemos vuelo. El 14 de enero a las 22.30 sale el avión que nos dejará en Madrid. Ahora estamos en condiciones de poder organizar la agenda en Europa y contar la cuenta regresiva. Hoy jugamos con #NuncaMenosFC. Es el momento de comenzar a marcar la diferencia y exigir al cuerpo. Esta noche les cuento.


No hay comentarios.: