Mañana en Pilar

A metros de donde escribo este post, le realizan los últimos estudios, antes del alta, a la Presidenta de la Nación. Con Nico, teníamos todo listo para entrenar esta mañana pero ayer a última hora llegó ese llamado terrible. La convocatoria para la cobertura de hoy. Siete de la mañana arriba y suspensión del entrenamiento.

Falta una semana. Siete días. Nada. ¿Tiempo de balance? Todavía no. Esto recién comienza. Lo único que puedo afirmar es que sin Nico esto no era posible. Sus ganas, su profesionalismo y su gran corazón permitieron que esta locura se transforme en realidad. Pienso en todo lo que va a venir. En esos primeros 20 días. En Madrid. En el fútbol. Todo. La cabeza no descansa.

Cumpliremos un sueño y viviremos una experiencia única. Los dos cruzaremos el Atlántico por primera vez y lo vamos hacer por una pelota. No sé que es lo pueda pasar. Eso ya no importa.
Escucho a los pibes cantar que a la patria la van a liberar (?). Cristina espera sus resultados y yo espero mi avión. Cada loco con su tema. 

No hay comentarios.: