Chau Washington. Hola Seattle

La primera semana de la beca pasó muy rápido. Otra vez, como me pasa siempre, muchas ganas de escribir pero poco tiempo. Trato de descansar para poder disfrutar más del día y estar despierto. Pasó Washington, ahora es el turno de Seattle. Escribo estas líneas desde el avión, luego de una pequeña escala en Chicago, la magia de Internet, o la de los satélites, no sé,  hacen posible una conexión desde 10 mil metros de altura, durante todo el viaje.

Durante estos primeros siete días, mantuvimos muchas reuniones en las que se nos explicó el funcionamiento del Estado norteamericano y pudimos conocer de primera mano cómo es el trabajo en cada una de las áreas en las que se pela para lograr mayor transparencia. Desde la lucha contra la corrupción desde la Justicia, hasta el trabajo de las comisiones de control de financiamiento electoral. Muchas preguntas, muchas respuestas y algunas incógnitas. Todo pasa por un tema cultural. Ahí está el secreto. Son posibles los cambios, pero se debe querer cambiar. La transparencia sin querer ser transparente termina siendo un sin sentido que se queda a medio camino.




1 comentario:

Ale dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.