LA COLUMNA DE "DON PEDRO DEL AREA"

ANIBAL Y LA HONESTIDAD

Cuando leí las declaraciones que hizo el Ministro del Interior Aníbal Fernández, sobre los empleados del INDEC, a quienes llamó “mafiosos” y “banda de forajidos”, no me sorprendió, el ministro nos tiene acostumbrados a ese tipo de exabruptos y falta de respeto hacia quienes opinan distinto o se animan a ser críticos del gobierno, pero esta vez dejó flotando un par de preguntas que me dejaron pensando: "¿Cómo van a amenazar al gobierno elegido por la voluntad popular? ¿Quién va a dudar de la honestidad del Presidente?, sobre todo la segunda: ¿Quién va a dudar de la honestidad del Presidente?

También este fin de semana leí en el diario La Nación una entrevista al Secretario de Medios de la nación, Enrique Albistur y no pude menos que asociar la pregunta de Aníbal Fernández y los dichos de Albistur.

Albistur reconoce y trata, infructuosamente, de justificar lo injustificable en un estado de derecho: que el gobierno discrimina en la adjudicación de la publicidad oficial y que hay incompatibilidad entre sus negocios particulares y su cargo oficial. Es más, reconoce que intervino (presionó en realidad) ante el Gobierno de Mendoza, a favor de la empresa de publicidad callejera que dirige su hijo: “Hace un par de semanas, Albistur volvió a darle un disgusto al Presidente al enfrentarse con los empresarios mendocinos Daniel Vila y José Luis Manzano, ex ministro del Interior del gobierno menemista, por un entuerto con una adjudicación directa de publicidad callejera en Mendoza, a favor de su hijo Juan Ignacio, a quien Albistur cedió la empresa de publicidad familiar, según contó durante la charla con LA NACION. No obstante, aún es titular de la frecuencia de Radio Cariló (FM 103.9).”

Y ahí es donde vuelvo a la pregunta de Aníbal Fernández: ¿Quién va a dudar de la honestidad del Presidente?

Para la respuesta a esta pregunta, me surgen un montón de otras preguntas:

¿Es el Presidente honesto, intelectual y materialmente hablando?

¿Es el Presidente honesto cuando mantiene en su cargo a un personaje como Enrique Albistur?

¿Es el Presidente honesto cuando nos quiere hacer creer de su lucha en contra de la dictadura genocida de los años setenta, cuando en realidad esos años los utilizó en generar su fortuna personal?

¿Es el Presidente honesto cuando nos habla de la nueva política en la Argentina y es aliado de los Barrionuevos, Quindimiles, y tantos otros impresentables que denostó duramente durante la campaña que lo llevó a la presidencia?

¿Es el Presidente honesto cuando mantiene en su cargo al General Bendini, cuando éste está procesado, entre otras cosas, por malversación de fondos públicos?

¿Es el Presidente honesto cuando utiliza los bienes del estado para beneficio propio, como los aviones que le sirven para trasladar a él, su familia y bienes, en viajes privados?

¿Es el Presidente honesto cuando mantiene en su cargo a funcionarios como Ricardo Jaime, que ya ha acumulado más de 17 denuncias en su contra por mal desempeño de la función?

¿Es el Presidente honesto cuando persigue a los periodistas y medios que le resultan críticos?

¿Es el Presidente honesto cuando personas de su círculo más íntimo se han enriquecido de la noche a la mañana en forma descaradamente alevosa, como Lázaro Báez y Rudy Ulloa?

¿Es el Presidente honesto cuando utiliza a la S.I.D.E., un organismo del estado, para espiar y perseguir a todos los que se le oponen?

Las preguntas podrían seguir hasta el infinito y todas merecen de mi parte una misma respuesta y no es, la que supongo, Aníbal Fernández espera:

Yo dudo, Sr. Fernández, que el Sr. Presidente sea honesto.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Es el Presidente honesto cuando tiene a todos en campaña; su mujer, los Fernández, Filmus, Scioli, etc. etc. y critica a la oposición por hacer lo mismo?
¿Es el Presidente honesto cuando ante cada conflicto o crisis; Cromañon, San Vicente etc. huye al sur?
Como siempre un brillante Don Pedro que obliga a pensar.

Anónimo dijo...

Vayan preparando las CACEROLAS,

que no renueven el poder hegemònico

con el sìndrome "K"

Anónimo dijo...

Si realmente hubiera justicia la honestidad del presidente sería comprobada en los estrados judiciales. La de él y la de sus secuaces.

Anónimo dijo...

Si realmente fuese honesto la Justicia provincial y nacional no estaría representada por parientes y amigos.

INDEC QUE TRABAJA dijo...

ESCUCHA LA OTRA CAMPANA: http://indecquetrabaja.blogspot.com