ELECCIONES LEGISLATIVAS

RUMBO A OCTUBRE
¿PROFETA EN SU TIERRA?
Radiografía de la actualidad política de la provincia del Presidente. Cómo y por qué el kirchnerismo puede perder la banca de Senador en las elecciones de octubre, en propio suelo santacruceño. El costo político de la postulación de Cristina Fernández de Kirchner, por la provincia de Buenos Aires.


Por Juan Cruz Sanz

“Se acabaron cien años de soledad” dijo el Presidente Kirchner en su primer contacto, como primer mandatario, con el pueblo santacruceño. Y parece que este mensaje se lo tomó tan en serio, que desde que asumió el sillón de Rivadavia no paró de consolidar su poder político, algo que necesitaba para contrarrestar lo que no se vio reflejado en el resultado electoral. “Vengo desde del sur” repetía una y otra vez Kirchner, pero lo que no decía, era que a partir de ahora los vientos del sur iban a soplar hacia el norte. Kirchner, que de a poco empezó a ejecutar la estrategia más antigua del peronismo, la concentración del poder, empezó a levantar las paredes de las fortificaciones que lo albergarán hasta el 2007 y de esa forma proyectarse a cuatro años más.

A poco tiempo de cumplir dos años al frente del país, Kirchner tiene su primer gran desafió electoral, las elecciones de octubre y sabe que necesita buenos resultados que le auguren tiempos políticos positivos. Aquí es donde aparece la primera ciudadana, como le gusta que la llamen a Cristina Fernández de Kirchner. Una mujer de carácter, con una fuerte impronta política, que desde hace muchos años figura en los primeros planos del ámbito político nacional. Kirchner es conocedor, más que ninguno, que su mujer es fundamental en este proceso de construcción de poder y que una victoria en suelo bonaerense lo colocará como amo y señor del partido justicialista, mal que le pese al hasta ahora caudillo Eduardo Duhalde. Cristina, senadora por Santa Cruz, al postularse por la provincia de Buenos Aires, abre un nuevo punto de debate ¿Cuál es el costo político que los Kirchner deben afrontar en Santa Cruz luego de esta decisión?

La situación política en la tierra del presidente cambió radicalmente en los últimos tiempos. Las internas entre los hombres del presidente y aquellos que quieren vuelo propio, cada vez se hacen más evidentes. Si bien, antes los ojos del país, Acevedo, actual Gobernador santacruceño y el Presidente, se tiran flores, la relación entre ambos no es la misma de cuando eran compañeros de gobierno y fórmula. Acevedo quiere imponer sus decisiones y trata de dejar esa imagen que vuela sobre él, de ser un mero “Títere de Kirchner”. Como primer paso, el gobernador santacruceño de a poco renueva su gabinete con gente de su seno y empieza a alejar a aquellos funcionarios de la era K. Algunos dejaron su cargo para trasladarse a Balcarce 50 y “ayudar al presidente”. El último caso es el del ex Ministro de Gobierno de Santa Cruz, Juan Bontempo (se lo nombra como futuro sucesor de Parilli en la Secretaría General de la Presidencia, si éste accede a la candidatura a diputado por la provincia de Neuquén), que dejó su cargo para sumarse al equipo de presidencia. Bontempo, licenciado en ciencias políticas, es un joven santacruceño que se acercó al entorno kirchnerista cuando, recién recibido, se sumó al equipo de asesores de Julio De Vido, en ese entonces Ministro de Economía de la provincia. Luego de la asunción de Kirchner a la presidencia y la partida de De Vido a Buenos Aires, Bontempo ocupó el cargo de Ministro de Gobierno cuando Héctor Icazuriaga asumió la gobernación interinamente. Acevedo lo confirmó en el cargo, pero, aunque no fueron públicas, con el tiempo las diferencias entre ambos se hicieron notar. Bontempo es otro de los dirigentes “cristinistas”. Si bien su relación con Kirchner es muy buena, la primera dama es la que lo apadrina. Los que son conocedores del paño no desmienten una enemistad, de la época provincial, entre Bontempo y el súper ministro Julio De Vido.

En la actual seudo disputa Kirchner – Acevedo, el Vicegobernador Carlos Sancho, adquiere un papel casi protagónico en todo este debate político. Sancho fue “colocado” como compañero de formula de Acevedo, ante las sorpresa de todos y muchos dicen que es el que tiene el teléfono directo al sillón de Rivadavia. En las últimas semanas hubo fuertes cruces mediáticos entre el gobernador y su segundo. Principalmente por la costumbre de Sancho de elogiar continuamente lo que fueron los diez años de Kirchner al frente de la gobernación, algo, que a esta altura, para muchos es absurdo. De todas formas, con una oposición prácticamente nula en la tierra de los glaciares, la principal misión del entorno provincial de Kirchner, es evitar que la ambición por el poder termine destruyéndolos. Si las disputas ya eran fuertes, la postulación de Cristina por Buenos Aires abrió una fuerte discusión en el interior del “Frente para la Victoria Santacruceña”. “Con Cristina obteníamos más del 70 por ciento de los votos. Ahora, en la provincia no hay una figura que alcance esos números y le damos un amplio margen a la oposición para que se reafirme y formule una estrategia con posibilidades que antes no tenían”, dijeron desde el comando del Frente. Y en la otra vereda, tomaron la pelota y salieron al ataque. Carlos Prades, actual senador radical por Santa Cruz aseguró que la candidatura de Cristina Fernández por Buenos Aires: “Es una maniobra más para que la familia Kirchner se perpetúe en el poder y al mismo tiempo seguir manejando a la provincia desde Buenos Aires”. Pero en el radicalismo santacruceño tampoco están las cosas claras. Las indecisiones por parte del “Frente Para la Victoria”, hacen frenar los pasos de los del comité. Ahora surgió la posibilidad del siempre presente diputado nacional “Freddy” Martínez (ex Intendente de Río Gallegos e histórico rival de los Kirchner) para que desembarque como candidato a disputarle la banca en el senado que ahora ocupa Prades, algo que obligaría a los hombres de “K” a pensar doblemente en su candidato. Teniendo en cuenta la posibilidad de internas dentro del ámbito de la UCR santacruceña, donde ni siquiera el actual hombre fuerte del radicalismo, Héctor Roquel (intendente de Río Gallegos), se definió por uno de los dos posibles candidatos, ““No brinde mi apoyo ni a Prades, ni a Martínez” afirma, los “Muchachos Peronistas” aprovechan las peleas internas de la UCR. La principal estrategia de ataque de los partidos parece ser la siempre recurrida y trillada frase “divide y reinarás”. Muchas veces, tristemente cierta.

La definición está por verse. Todavía no aparecen candidatos a ocupar el puesto de la primera dama dentro del PJ santacruceño. El uno de los nombres que se barajan es el de Héctor Icazuriaga, actual titular de la SIDE, ex diputado provincial y Gobernador Interino de Santa Cruz (suplanto en su mandato a Kirchner). También se menciona a Daniel Varizat, Diputado Nacional, como candidato a la cámara alta. No es ninguna utopía teniendo en cuenta la excelente relación que existe entre Cristina y el actual diputado. Otro que aparece en escena es Eduardo Arnold, actual Diputado Nacional y ex Vicegobernador de Kirchner, que salió al cruce de las declaraciones de Prades, quién aseguró que en el partido justicialista existe una interna “salvaje”, “Debería preocuparse por la interna del radicalismo y no por la nuestra” afirmó Arnold, quien agregó que el tiempo que pierde el Senador sembrando cizaña podría utilizarlo para convencer a sus correligionarios que lo voten de nuevo.
Que las internas existen es una realidad inobjetable.

La discusión esta puesta en la mesa y empiezan a aparecer nombres para suplantar a la primera ciudadana como senadora de Santa Cruz y ahí es donde resurge uno de los principales códigos de la política “En la política no hay muertos, solo desaparecen por un tiempo.”. El presidente debe tener en cuenta lo que ocurrió en las últimas elecciones por el municipio de Río Gallegos, donde el siempre difícil pueblo de la capital le dio un duro revés, al mostrar rechazo a su decisión de cambiar de caballo a mitad del río. Mr K, a siete días de las elecciones, le quito su apoyo al entonces Intendente de Río Gallegos Juan Carlos Villafañe, que contaba con todo el apoyo de la maquinaria Kirchnerista, y tras un giro de timón le brindo el apoyo a su “asador”, “Batata” Mansilla. Una decisión que, para muchos, le costó la intendencia de Río Gallegos y hasta el día de hoy, aún dos años después, sigue dejando preguntas sin respuesta.

Nicolás Fernández, uno de los dirigentes cristinistas de primera hora, oriundo de Caleta Olivia y actual Senador por Santa Cruz, aseguró “Estoy orgulloso de que Cristina sea candidata por Buenos Aires, sumamos un senador más por Santa Cruz”. A las declaraciones del caletense, se sumó, Daniel Varizat, que remarcó la importancia que tiene el contar con un dirigente que es reclamado por otros distritos para que los represente. Aunque el mismo Varizat se encargó de desmentir que la postulación de Cristina debilite al justicialismo de la provincia y debe ser leída con orgullo, ya que destaca el valor de la tarea realizada por la legisladora representando los intereses de los santacruceños.

El pensamiento del senador Fernández y el diputado Varizat, concuerda perfectamente con el pensamiento de muchos NYCS (Como denominan en Santa Cruz a los Nacidos y Criados en la provincia) que ven la actualidad de los Kirchner como los hijos pródigos que triunfan en Buenos Aires. Pero el manto de duda se centra en que si Cristina triunfa en octubre ¿podrá defender los derechos de dos provincias con intereses tan diferentes? y ahí es donde juega el papel interior vs Buenos Aires.

En el centro de Río Gallegos el tema no se hace escuchar, o no se deja ver, pera está muy latente. La mayoría de la clase media es empleada pública, y tienen en Cristina un ejemplo de defensa por la patagonia, tantas veces relegada. Pero aquellas personas que no entienden el juego de la política, condenan la actitud de la actual senadora. “Yo lo tomo como una traición al pueblo que los cobijó por tanto tiempo, como ya no nos necesitan, se van” fueron las palabras de Aníbal Vera, empleado de Servicios Públicos (la empresa provincial proveedora de energía eléctrica y agua). Las opiniones del pueblo santacruceño se diferencian entre si, pero en muchos casos coinciden en considerar una especie de traición de Cristina K al postularse por Buenos Aires.

Las frías calles de Río Gallegos no están acostumbradas al debate político, pero en los cafés parece que el tema abarca la mayoría de las mesas y hoy por hoy la opinión pública se hace sentir en todos los frentes de debate. La situación es mas difícil, teniendo en cuenta que se trata de una provincia que creció de la mano de Kirchner y es el principal lugar de donde el presidente selecciona a los soldados que van a pelear por el y la construcción de su imperio.

El presidente insiste en que las elecciones de octubre son una prueba de fuego. Reiteró la idea de que la elección legislativa será un plebiscito de su gestión de gobierno. Pero lo que el presidente debe tener en cuenta es que también pone a prueba el amor de sus coterráneos, que deberán respaldar la idea integradora de Kirchner o mirar hacia nuevos horizontes. La pelota ya esta en juego y los “hombres K” juegan en dos canchas. En una los sofoca la gran ciudad, pero el batallón de pingüinos quiere demostrar que nada les queda grande. Pero en el otro campo de juego, el tema está en que tanto buen clima nos los halla mal acostumbrado y los efectos de los vientos del sur les jueguen una mala pasada.


Free Image Hosting at www.ImageShack.us

2 comentarios:

Juan Pablo De Santis dijo...

Buen blog, me gusta. Aunque, eso si, me gustaría recordarle a Kirchner que cuando hace demagogia hablando de sus logros del pueblo santacruceño que:
1. la mayoría son empleados públicos que le "rinden honor".
2. todo el electorado santacruceño no alcanza para elegir 3 diputados de la provincia de buenos aires.

Anónimo dijo...

Mira chavon...se nota te la tenes adentro para hacer este blog con tanta basura. Sos un forrito intenauta q pensas q haces Patria desde aca.