MAXIMO CAPITAN

Proyecto del día después

Máximo K lidera el armado del sub 30 del kirchnerismo

Entre Río Gallegos, donde varios de su jóvenes seguidores ocuparán cargos sensibles en el gobierno de Daniel Peralta, y Buenos Aires, donde se instalará por un tiempo a trabajar junto a Néstor Kirchner, el hijo de la presidenta cena con cuadros políticos para armar el gabinete de su padre. Quiere ser intendente de su ciudad.
Juan Cruz Sanz

Máximo Carlos Kirchner va dejando las sombras. El hijo mayor de Néstor y Cristina decidió meterse en el barro y trabajar para la gestión de su mamá y, al mismo tiempo, para la construcción de un camino que pueda llevarlo a una propia. Heredero natural del poder que ostentan sus padres, Máximo creó una nueva organización y salió a jugar en las complicadas canchas de la política. Fanático de Racing como su papá, “Maxi”, como le dice Cristina, fundó “La Cámpora”, una especie de think tank sub 30 que buscará cumplir los deseos del casi ex presidente y casi primer caballero: la formación de 500 nuevos cuadros jóvenes bautizados en el kirchnerismo.

La Cámpora fue creada en Río Gallegos y se apoyó principalmente en un núcleo de jóvenes estudiantes santacruceños que residen en la ciudad de Buenos Aires. Al poco tiempo de su constitución, la dirección de los nuevos chicos K quedó en manos del ex titular del Consejo Federal de Juventud, Juan Cabandié. Este flamante diputado porteño es íntimo amigo de Máximo y uno de los pocos que tiene línea directa con el mayor de los Kirchner. Fue el encargado de extender el mapa de acción de La Cámpora y abrir sucursales en las principales provincias K. Otro de los encargados de la expansión de la nueva “orga” oficialista es José Ottavis, director de la Juventud de Compromiso K. Tal como confirmó PERFIL, dos semanas antes del 28 de octubre, Dante Gullo apadrinó a los amigos de Máximo y los alentó a participar activamente en la campaña de Cristina Fernández. Pero Máximo no se quedó en Río Gallegos con las manos cruzadas. Por ahora, su organización tiene un gran objetivo en el terruño pingüino: el ingreso del hijo presidencial en la pelea por la intendencia de Río Gallegos, el cargo que sirvió como resorte en la carrera de su padre. Hasta ahora no les fue nada mal: lograron “meter” un concejal y ganaron lugares en el gabinete de Peralta: Mauricio Gómez Bull, concejal electo de Río Gallegos, y Silvina Córdoba, subsecretaria de Planificación, son los representante de La Cámpora en el nuevo gabinete provincial y en la construcción del Consejo Deliberante de Río Gallegos.

La cosa también queda en familia: Romina Mercado, una de las hijas de Alicia Kirchner, acompaña a su primo en casi todas las reuniones que se realizan en la capital santacruceña. También es de la partida Claudio Kirchner, hijo de un primo hermano del presidente, y Julián Romero, esposo de la jueza Valeria Lopéz Lestón.

1 comentario:

quejosa dijo...

Yo creo que como a los bichos, a la porquería hay que matarla desde chiquita.