LA COLUMNA DE "DON PEDRO DEL AREA"

Y SIN EMBARGO SE MUEVE

Luego de una jornada histórica donde las instituciones de la República, en este caso específico el Senado de la Nación, lograron cierto grado de reivindicación ante la opinión pública, cabe hacer una reflexión, aunque breve, de lo ocurrido. Breve dado que habrá que dejar pasar unos días y dejar que las pasiones se aquieten para tomar real dimensión de lo ocurrido en la madrugada del 17 de julio y sus reales consecuencias.

En principio hay que tener en claro que no todos los que votaron en contra de las retenciones móviles son héroes, ni todos los que votaron a favor son vendidos traidores a la patria, como muchos nos quieren hacer creer con el resultado puesto. Hay de todo en ambos lados del pasillo. Están los que votaron por algún beneficio personal, para aprovechar la coyuntura, para posicionarse de cara al futuro o realmente por convicción y también están los que votaron de una forma u otra para cobrarse facturas de historias pasadas.

Julio César Cleto Cobos, el hombre que hizo de Cleto un nombre popular, contra todos los pronósticos, incluso el mío, votó contra los deseos del poder Kirchnerista. Tiene todo mi respeto y demostró que el sistema democrático, con todas sus fallas, es el mejor de los sistemas cuando se lo pone en práctica. Pero mucho más será valorado si presenta su renuncia al cargo. En esto estoy de acuerdo con muchos Kirchneristas. El Vicepresidente forma parte del poder ejecutivo y es el reemplazante natural del Presidente cuando este se enferma o se ausenta del país y por lo tanto debe ser alguien de su total confianza. Obviamente después de lo ocurrido esta madrugada la ha perdido totalmente.

Cobos ya cumplió con su conciencia y con lo que él piensa que era su obligación y por eso mismo la furia K se lo hará pagar. Si se mantiene en el cargo lo arrastrarán por el fango de la ignominia y si él lo permite, como lo hizo y hace Scioli, su voto quedará en la historia como un mero pié de página.

Como es de estilo en esta época de simplificaciones conceptuales, luego de la jornada de ayer hay que buscar ganadores y perdedores.

Entre los ganadores pueden estar las instituciones de la República, la democracia, los productores agropecuarios, Julio Cobos, Carlos Reuteman, Felipe Solá, Lilita Carrió y algunos otros. Realmente no sabremos si hubo ganadores hasta que pasen unos días y veamos en la práctica la reacción del gobierno.

Perdedores hay muchos pero uno fundamental que es el matrimonio Kirchner. No hago distinción como muchos que quieren diferenciar a Néstor de Cristina. Son un equipo y así trabajan.

Luego de la votación en el Senado y de leer y escuchar el comentario de la gente, la satisfacción es generalizada. No específicamente por el no a las retenciones móviles, muchos aún no entienden de que tratan, pero por la derrota de un estilo de conducción autoritaria, soberbia y antidemocrática.

Obviamente que también pueden considerarse perdedores los obsecuentes como Rudy Ulloa y su patota, Capitanich, Kunkel, Verbitsky, Alperovich, los ridículos intelectuales K que firmaron la no menos ridícula “Carta Abierta en Defensa de un Gobierno Democrático Amenazado”, D’elia, Pérsico, Depetris y tantos otros. Todos ellos fueron derrotados en las rutas, en las calles, en las plazas y en el parlamento.

Muchas cosas pueden pasar ahora, pero si alguien esperaba que esto sea el comienzo de una etapa de democratización de un gobierno hasta ahora autoritario y fascista, tengo malas noticias. La Presidenta habló desde el Chaco y quedó claro que nada cambió. Sigue todo enmarcado en su concepto de amigo u enemigo y al enemigo, todo aquel que piense distinto, ni justicia.

Dos frases me quedaron grabadas:

"Saben que soy una militante de toda la vida, pero en esta tarea de representar los intereses que nos movilizaron no sólo estamos nosotros. También me han acompañado algunos que no eran de nuestro partido y han defeccionado otros que estaban con nosotros". Le faltó decir “estos ya las pagarán”.

Luego dijo "Los que tal vez no hayan entendido lo que habíamos dicho en octubre alguna vez entenderán, esperémoslos que quizás algún día se darán cuenta", y acá le faltó agregar “y si no entienden los haremos entender”.

Puede ser, aunque lo dudo, que se produzcan desde el gobierno, algunos gestos que nos alienten a pensar en algún cambio, aquel que nos habían prometido durante la campaña electoral del año pasado, pero aún si esto ocurriera a no ilusionarnos en demasía.

Cuenta la leyenda que cuando Galileo Galilei fue llevado ante el tribunal de la Santa Inquisición por mantener que el mundo giraba alrededor del sol y no era el centro del universo, como era la visión de la época. Para evitar una pena más dura que el destierro debió abjurar de su teoría, pero cuando se retiraba del tribunal murmuró “Eppur si mueve” “Y sin embargo se mueve”.

Esto viene a cuento porque por más democráticos que pretendan mostrarse y parafraseando a Galileo Galilei, no hay que olvidar “Y sin embargo son delincuentes”.

4 comentarios:

Vicky O dijo...

Don Pedro , buenísimo su comentario, hay algo en lo que no estoy , ni estaré de acuerdo, sobre la renuncia de Cobos, NO DEBE RENUNCIAR, debe permanecer en el poder la única persona que le puso freno al atropello a las instituciones democráticas que quizo cometer éste matrimonio. Ahora que se transformó en una piedra en el zapato de los Kirchner, que se quede, que se la banque y que lo banquen.-

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con el excelente comentario de Don Pedro.
Esta banda seguirá profundizando la división de los Argentinos. No tienen límites. Creo que ni siquiera producirán cambios en su gabinete o en las autoridades de los bloques parlamentarios de tan lamentable desempeño.
Son realmente delincuentes que incrementan su patrimonio a costa de nosotros. "Minga" que van a largar el poder.
En el 2009 hay que hechar a patadas (votos se entiende) a los legisladores alcahuetes, chorros, basura de los K.

Anónimo dijo...

No soy golpista. No pertenezco a ningún comando civil. Nunca participé de ningún grupo de tareas.
Soy simplemente DESTITUYENTE
Hay que destituir al matrimonio gobernante y se puede y debe hacer tal cual lo fija la ley.
Si se destituyeron jueces de la suprema corte, si se lo destituyó a Anibal Ibarra, porqué no a estos delincuentes K.
SOY DESTITUYENTE

Máximo dijo...

Don Pedro: En primer lugar quisiera felicitarlo por sus siempre reflexivos comentarios y agradecerle el espacio.
En segundo, debo decirle que está usted cayendo en un error conceptual. En efecto, según el artículo 87 de nuestra Constitución Nacional el Poder Ejecutivo es desempeñado por UN ciudadano con el cargo de Presidente de la Nación Argentina. Es decir, el Poder Ejecutivo es unipersonal, el Vicepresidente no forma parte de ese poder.

Por último quiero expresarle que, en esta oportunidad, no estoy muy de acuerdo con su pensamiento: Julio Cobos debe permanecer en el cargo para el que la ciudadanía lo votó. Si no lo hiciera, estaría entonces sí, cometiendo una suerte de "traición", pues renunciaría al cargo que el pueblo le delegó. Nuestra democracia es representativa. Eso significa que el pueblo gobierna a través de sus representantes. Cobos, y todos quiénes ejercen cargos electivos, representan al pueblo.
Es el pueblo --no los Kirchner ni los partidos Justicialista o Radical-- quién puso a Cobos en el lugar de Vicepresidente de la Nación; es, por tanto, al pueblo a quién debe rendir cuentas.
Y a su conciencia.
Y a la Constitución y las leyes.

Reciba usted mi cordial saludo.
Carpe diem.